Historia de la empresa

CABEDO,  es una Empresa dedicada fundamentalmente a la fabricación de máquinas de sulfatar y atomizar. Como complemento de esta actividad la Empresa abarca otros campos relacionados con la jardinería y con los suministros agrícolas e industriales.

La Empresa Cabedo lleva más de 55 años de experiencia en el campo de la agricultura e industria

La Empresa fue fundada en  1955 por D. Manuel Cabedo, tornero mecánico de profesión que empezó como aprendiz en una fábrica de bicicletas.
Debido a su experiencia en este sector,  amplió su área de actividad a la reparación de bombas de riego y a la vista de las posibilidades y habilidades empezó a reparar motores de pulverizar y seguidamente y ante la demanda de los profesionales del sector , abandonó la actividad  inicial y se especializó en la reparación de pulverizadoras y realización de piezas y repuestos al torno difíciles de conseguir.

El negocio prospero hasta tal punto que Manuel Cabedo se planteo la posibilidad de fabricar su propio grupo de pulverizar y así en Enero de 1956 se fabricó la primera sulfatadora CABEDO con un bidón metálico de 200 litros, un motor de motocultor de 170 , una bomba de 20 atms y ruedas de carretilla, que tuvo gran acogida entre el publico.

Dada la aceptación que tuvo se empezó a fabricar de continuo con algunas modificaciones de estructuras, capacidades, motores diferentes y bombas de alta presión.

La calidad del montaje y el rendimiento de estas maquinas permitieron a Manuel Cabedo captar clientes  dentro y fuera de la provincia y crecer como Empresa  hasta que en 1958 fue necesario  trasladarse a un local de 100 m 2.

En la actualidad  sus actividades se han diversificado y abarcan  otras áreas como la fabricación de atomizadores y maquinas autopropulsadas con el sistema oscilante K.S.O. único sistema patentado mundialmente.

Desde  1967 año en el que se fabrico la primera maquina autopropulsada hasta llegar a al actual KABETUR, la Empresa ha ofrecido maquinas que se han caracterizado por su facilidad para circular por las fincas y sus sistemas de pulverización que permiten el ahorro de  agua, insecticida y tiempo.

El crecimiento continuo de CABEDO nos obligo a  ampliar nuestras  instalaciones  varias veces  hasta el día de hoy , y en la actualidad y bajo el nombre de CABEDO VILA-REAL en homenaje de su fundador y a la ciudad que le vio nacer, seguimos desarrollando máquinas especiales adaptadas a las necesidades del cliente.


PREMIOS

La empresa CABEDO ha sido distinguida en varias ocasiones, de las cuales cabe destacar:


En esta imágen se ve como Cabedo es premiado con una figura de bronce de la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa Castellonense

Confederacion de la Pequeña y Mediana Empresa Castellonense 1987. Premio con la figura de bronce de la Confederacion de la Pequeña y Mediana Empresa Castellonense en 1987.

En esta imágen vemos como el Presidente de la Generalitat de Valenncia, le otorga la insignia de oro a Don Manuel Cabedo

Insignia de Oro a D.Manuel Cabedo 1997 Insignia de Oro otorgada en 1997 a D.Manuel Cabedo por su labor durante 40 años y por su inestimable colaboracion con la PYMEC. La insignia fue recibida de manos del Presidente de la Generalitat Valenciana, el Ilustrisimo Sr.D.Eduardo Zaplana.

Visita de la Consellera Doña María Angels Llin en la inauguración de nuestras nuevas instalaciones

Visita de la Honorable Consellera de Agricultura

Visita de la Honorable Consellera de Agricultura Además , en el año 2000, recibimos la visita de la Honorable Consellera de Agricultura Doña Maria Angels Ramón Llin y autoridades locales con motivo de la inauguración de nuestras nuevas instalaciones.

Premio de agricultura a la Gerente de la Empresa Cabedo por Onda-Cedro Radio

Empresa veterana 2005


AGRICULTURA. Cabedo.


Premio en el año 2005 por la Empresa veterana en la categoría: agricultura otorgado por Onda-Cero Radio. Encarna Cabedo, gerente de la veterana empresa Cabedo Maquinaria Agrícola, premiada en esta categoría, compartió escenario con el director de Caixa Rural Vila-real, Carlos Torán.